La Batalla de la Fe se celebró con normalidad en el Centro Olímpico

Pese a los vaticinios e intenciones de que se suspendiera la concentración evangélica nacional La Batalla de la Fe, la misma se celebró de manera exitosa, decentemente, en orden y cumpliendo fielmente con el protocolo establecido y exigido por el Ministerio de Salud Pública, la tarde del sábado 1 de enero, en el Centro Olímpico Félix Sánchez.

Los organizadores del gran evento, que durante 58 años ininterrumpido se ha celebrado cada 1 de enero, decidieron realizar de manera presencial la actividad para gloria y honra de Dios, aprovechando para dar la primicia al Creador y orar por la nación y el mundo.

Presentado por el pastor Dío Astacio, Don Ezequiel Molina Rosario, fundador del ministerio evangélico, predicó la Palabra de Dios con el tema Esperanza de Libertad, haciendo énfasis en la degradación social que vive nuestra nación y el mundo, que lamentablemente pone tantas trabas a lo espiritual y da riendas sueltas a lo mundano.

“Hace varios años que se está ensayando la logística del gobierno mundial, que se presentará como la solución a los problemas que aquejan a la humanidad. Ninguna dictadura se podrá comparar a la dictadura mundial que se avecina,” profetizó el pastor Ezequiel Molina Rosario, conforme a lo dicho en la Biblia.

“En esta sociedad, la más progresista de todas, quien más sufre es la iglesia, la familia y quienes quieren mantener la moral y las buenas costumbres. Hoy la Iglesia está como el pueblo hebreo, esclavizado en Egipto, pero Dios está con nosotros, y pelea por nosotros”, precisó Molina Rosario.

“Está actividad es uno de los secretos que ha hecho que Dios proteja a nuestra nación, porque al iniciar cada año le honramos, le alabamos, le glorificamos y nos humillamos delante del Todopoderoso”, aseguró Don Ezequiel y concluyó diciendo que Esperanza de Libertad sólamente cuando venga nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Los pastores Randy Guillén, Raquel Albuquerque y Feliciano Lacen dirigieron oraciones específicas y puntuales a Dios a favor de las naciones, la nación dominicana, su economía y autoridades.

En la parte artística, desde Puerto Rico, Samuel Hernández interpretó sus grandes éxitos, incluyendo Levanto mis manos, acompañado y coreado por la multitud presente. La famosa y querida cantautora dominicana Lilly Goodman cantó algunas de sus más populares canciones, incluyendo el emblemático himno Cuán grande es El, haciendo gala de sus extraordinarias condiciones vocales e interpretativa.

El pastor Ezequiel Molina Sánchez, de manera magistral, dirigió todo el programa desarrollado en la más importante y relevante Concentración Evangélica Nacional La Batalla de la Fe, haciendo un llamado al arrepentimiento y orando por los enfermos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.